Suplemento Nosotras


PARAGUAY, LEJOS DE LOGRAR UNA RESPUESTA EFECTIVA AL COMBATE

Trata de personas: tímidos esfuerzos

La trata de personas es considerada el tercer crimen internacional organizado y Paraguay sigue enfrentando grandes desafíos para combatirla. Cynthia Bendlin dice que no hay control en las fronteras, lo que facilita el cruce de niños, niñas y adolescentes. En el caso del Puente de la Amistad, ni del lado brasileño ni del lado paraguayo se ejerce un control. A pesar de ser Paraguay un país de origen, no hay ningún proceso de ley para combatir la trata; sin embargo, Argentina y Brasil ya cuentan con una legislación.

La pobreza y la falta de oportunidades, sobre todo el acceso al empleo digno, constituyen factores fundamentales de vulnerabilidad para la trata de personas en Paraguay. A esto se suman los factores culturales, como el machismo y la aceptación cultural de ciertos tipos de explotación, como el “criadazgo”.

La visión utilitaria de los niños, las niñas y adolescentes son aspectos determinantes que influyen en las víctimas. La mayoría son captadas en Paraguay y son mujeres jóvenes y cada vez más niños, niñas y adolescentes. Más del 85% de los casos tiene como objetivo la explotación sexual. Son llevadas al extranjero a través de rutas, las que van modificando los tratantes o los explotadores en la medida que van mejorando los controles, según informe 2008 de la Codehupy, donde el tema de trata fue elaborado por Cynthia Bendlin.


Caso paradigmático, según informe

Dos mujeres jóvenes paraguayas, oriundas de Caaguazú, fueron captadas con promesas de empleo falso y explotadas laboralmente en San Pablo, Brasil. Posteriormente, fueron vendidas con fines de matrimonio forzoso en Corea. Al llegar al aeropuerto, les secuestraron sus documentos y les hicieron contraer matrimonio sin que pudieran comprender lo que ocurría. Una vez casadas, fueron maltratadas físicamente y tratadas como esclavas. Los golpes físicos recibidos las hicieron abortar en ocasiones. Ambas víctimas fueron rescatadas posteriormente en condiciones psicológicas y físicas muy deterioradas.

–¿No hay control estricto en la frontera?

Cynthia Bendlin, consultora de planificación estratégica.

–Ese es un desafío muy grande porque muchas veces las víctimas son captadas con promesas de empleo falso, lo que hace que incluso crucen la frontera legalmente, no necesariamente hay un cruce ilegal.
–Pero en el caso de menores de edad.
–Otro gran desafío. En el caso del Puente de la Amistad, ni Paraguay ni Brasil todavía no están haciendo un control del paso de los niños, niñas y adolescentes, mientras que en la Argentina sí se dan controles más estrictos. Pero según tengo entendido la Dirección General de Migraciones, ahora con está nueva administración, estaría implementando controles de pasos de niños en las fronteras.

–¿Existe una ley de trata?
–Paraguay todavía no tiene una ley de trata. Argentina sancionó y Brasil también tiene la ley. Paraguay en este momento está en un proceso de diseño, hay una comisión consumada en el marco de la mesa interinstitucional del combate a la trata, y se está trabajando.

–A pesar de que Paraguay es considerado un país de origen. somos el único sin ley de trata.
–En realidad el Protocolo de Palermo canalizó un proceso de desarrollo de marco normativo y de instalación del tema de trata en la mayoría de los países del mundo, no solamente en nuestra región.
La ley argentina es reciente, 2008. Este es un proceso relativamente nuevo. Pero esto no significa que no haya urgencias y necesidad imperiosa de contar con esta ley que va a ser probablemente uno de los desafíos muy grandes para el 2009.

–¿Hay hombres víctimas de trata?
–No son las mujeres las únicas, hay hombres, hay adolescentes, con fines de explotación sexual. Es prácticamente invisible, que es lo que justamente se menciona en el informe de Codehupy. Pero también se están encontrando nuevos fines de trata en el caso de Paraguay. La explotación sexual sigue siendo uno de los fines más importantes, pero hay fines de explotación laboral e incluso últimamente fines de matrimonio forzado.

–¿Y sobre la trata interna? También es otro desafío.
–El tema de la visibilidad es otro gran desafío. Los fines de trata se van identificando, pero hay sobre todo una invisibilidad a lo que se refiere de trata interna y muchas veces tiene que ver con el tema de las criaditas, donde hay factores culturales muy fuertes, el machismo y esa visión utilitaria de niños y niñas adolescentes que lastimosamente impacta, el trabajo infantil rural que pocas veces son identificados.


clopez@abc.com.py

    © Reservados todos los derechos de Propiedad Intelectual.